Tendencia en la oficina

En muy pocos empleos se usa el uniforme que nos salvaría de elegir conjuntos todos los días. Aquí les damos unos tips

Trabajar en una oficina ya no es como antes, donde había que ir súper formal, con colores neutros y conjuntos acartonados.

Hoy, los códigos de vestir se han relajado mucho, y en la oficina se han encontrado nuevos lenguajes de elegancia y estilo que te permiten vestir bien, sin dejar a un lado la moda.

Acá les presentamos diez reglas infalibles para lograr un look ejecutivo sin perder el estilo de cada una y “la onda”

1.- Nada muy revelador.No hay que llevar polleras demasiado cortas o blusas escotadas a trabajar.

2.- Sí a las camisetas,siempre y cuando se lleven bajo otra prenda: un saco, un suéter o una camisola.

3.- El maquillaje es fundamental,pero hay que evitar siempre el exceso. Un detalle llamativo es suficiente.

4.- La joyería es un gran aliado de la mujer que trabaja.Unos aros importantes, un collar, broche o anillo vistoso le darán diversión a tu atuendo. Sólo procura que no sea demasiado cargado de cristales y brillo.

5.- Las fragancias son parte de tu personalidad,pero no te bañes en ellas, ni uses aromas demasiado invasivos, especialmente si tu trabajo es muy encerrada y trabajas con más personas.

6.- Hay empresas que permiten el uso de los jeans,sólo estate atenta a que los que uses no estén rotos o demasiado decorados, entre otras cosas porque son poco versátiles y combinables.

7.- No lleves cortes muy extremos o colores extravagantes.El cabello es fundamental a la hora de marcar la presencia y la prolijidad es primordial en la oficina.

8.- Viernes casual.Sport no significa crota. No vayas de calzas o zapatillas rotas a trabajar los viernes. Únicamente relaja un nivel la ropa que sueles usar el resto de la semana: jeans, una camiseta y un saco con zapatos bajos es un buen ejemplo de viernes casual.

9.- ¿Medias?Sí se llevan, pero las más divertidas: con textura, puntitos, oscuras, mates. Las de lycra brillante olvidalas.

10.- Los zapatos de taco te dan un gran porte,una fuerza y feminidad únicas. Pero evitá los muy adornados y brillantes, mejor reservalos estos para ir de fiesta.

Fuente: eldia.com

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.