Charlie Hunnam, el actor que odia besarse con sus compañeras de reparto

“Todo el mundo piensa que es genial ser actor y poderte besarse con un montón de actrices guapas pero en realidad lo odio”

Charlie Hunnam era uno de los atractivos de la serie Sons of anarchy y, sin la intención de ser redundantes, los guionistas aprovechaban su atractivo físico. Su Jax Teller era un motero sensible pero masculino y su tensión sexual con Tara era más que evidente. Pero el actor detestaba todas y cada una de las escenas de besos y de sexo.

”Como estoy muy comprometido en una relación, soy muy consciente que no es la parte favorita de mi trabajo para mi mujer”, reconoce en una entrevista a la revista Elle el actor también conocido por Pacific Rim de Guillermo del Toro. Considera que es difícil mantener un equilibrio entre “estar emocionalmente abierto” para que las escenas íntimas funcionen pero a la vez entender “que sólo es para la película”.

“Todo el mundo piensa que es genial ser actor y poderte besar con un montón de actrices guapas pero en realidad lo odio”

Pero también hay otra razón y es que tiene fobia a los gérmenes. Este pánico proviene de su infancia cuando circulaba un parásito entre los perros del norte de Inglaterra que, si lo ingerías, te podía dejar ciego. “Me horrorizaba”, confiesa. ¿Y qué consecuencias tuvo? “Todo el mundo piensa que es genial ser actor y poderte besar con un montón de actrices guapas, pero en realidad lo odio”.

Hoy, por lo tanto, no es un buen día para ser Maggie Siff, la actriz que más veces debe haber besado a Hunnam, ni que sea porque era su pareja en Sons of anarchy y juntos tenían el deber de incendiar la pantalla con su química. Ahora cuando veamos las escenas otra vez, no podremos dejar de pensar que él estaba odiando cada momento y pensando en los gérmenes de Siff.

¡Después de leer estas declaraciones, también podemos sacar otra conclusión. Quizá lo mejor que le podía pasar a la franquicia de Cincuenta Sombras de Grey, que Hunnam tenía que protagonizar, fue que el actor tuviera la gente demasiado apretada. “No quiero besar a otra persona que no sea mi novia durante el resto de mi vida”, opina, así que entenderse con Dakota Johnson hubiera sido toda una tortura.

La afortunada, por cierto, es Morgana McNelis, con la que tiene una relación desde 2005, una artista y diseñadora de joyería que no tenía ningún problema con que Hunnam aceptase el papel de Christian Grey. El problema fueron el rodaje de la séptima temporada de Sons of anarchy, el rodaje de la película La cumbre escarlata de Guillermo del Toro, que no le dejaban tiempo suficiente para prepararse el personaje.

Fuente: lavanguardia.com

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.