Las 5 crisis más fuertes en la vida de una pareja

Etapas que ponen a prueba el amor y el compromiso de un matrimonio, a lo largo de los años.

Al inicio de una relación todo es hermoso y color rosa, lo único en lo que podemos pensar es en compartir tiempo con nuestra pareja y disfrutar de todas las maravillas del amor. Pero con el paso del tiempo ese amor tiene que superar ciertas pruebas y obstáculos, que a diferencia de los primeros años, no siempre son tan dulces y rosados.

No es sorpresa para nadie que esté o haya estado casada, que la relación atraviese por algunas etapas o momentos de “crisis” que de no tratarse con la delicadeza correcta, pueden poner final a la relación. De acuerdo a los expertos en terapia de pareja, un matrimonio atraviesa por cinco crisis muy importantes que afectan tanto la vida conjunta, como la individual.

Si te interesa conocer cuáles son estas etapas y cómo solucionarlas, te invito a que sigas leyendo:

1.- La crisis de los recién casados

Así como lo lees, hay parejas que se derrumban en el momento mismo que firman su acta de matrimonio y esto es debido a que la realidad les da golpea de frente y descubren que aquello no era lo que esperaban o simplemente que no estaban preparados.

Casarte es dar un gran paso e implica un compromiso total y muchas personas descubren durante este año de “ajuste” que el matrimonio no era como lo pensaban. Otras parejas tienen mejor suerte y a pesar de la dificultad de la adaptación, logran superar esta crisis.

2.- El nacimiento del primer hijo

Cuando llegan los hijos a la vida de una pareja la dinámica cambia por completo y es lo más natural del mundo, pues ya no se trata de dos personas cuidándose entre sí, sino dos personas cuidado de alguien más. Ya no solo eres la esposa, la mujer, la pareja, ahora también eres MAMÁ y tus emociones, actividades y responsabilidades cambian muchísimo.

Es durante la llegada del primer hijo cuando se da a lugar un distanciamiento entre la pareja, pues la mujer se enfoca en atender al bebé, además que la experiencia del primer hijo es inolvidable para ella.

3.- La crisis de los 7 años

Se le llama la crisis de los primeros siete años porque el punto más o menos más común en el que la vida en pareja alcanza un punto de estabilidad y tranquilidad. Las emociones de las primer veces quedan atrás y los cambios y la incertidumbre se convierten en monotonía y seguridad. No es que sea malo, pero a muchas parejas les entra la nostalgia de los años de noviazgo.

4.- La adolescencia de los hijos

En un matrimonio es casi imposible separar los asuntos de pareja, de los asuntos de crianza y paternidad, aunque lo ideal sería mantener ambas cosas perfectamente definidas. Cuando los hijos crecen y comienzan a desarrollarse en la sociedad, también llegan retos para los papás que deben apoyarlos emocional y económicamente, es aquí cuando muchas parejas no pueden lidiar con los conflictos típicos de esta etapa.

5.- La jubilación y el síndrome del nido vacío

La última etapa y una de las crisis más comunes es cuando tanto a hombres como mujeres les llega el “segundo aire”. En esta etapa, cuando los hijos han dejado el hogar para hacer sus propias vidas, los padres sienten que tienen una “segunda oportunidad” de volver a vivir como en su juventud, quieren sentirse vivos y útiles de nuevo, especialmente si ya se han jubilado de sus empleos.

Por esta fiebre de “rebeldía” e “independencia”, muchas parejas se separan o sufren muchas dificultades.

Fuente: soycarmin.com

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.