“No Poo” la tendencia de no usar Shampoo

¿Bueno o malo?

Hace diez años atrás, cuando trabajaba de modelo, un peluquero me contaba su secreto para mantener el pelo sano a pesar del uso de planchas, ruleros y tinturas: abandonar el uso de shampoo, hoy conocido como No Poo.

¿Dejar de lavarse el pelo?

Su fundamento era que los aceites naturales que produce el cuero cabelludo, eran capaces de reparar el daño, pero cada vez que lavamos nuestro pelo con shampoo, eliminamos estos aceites. Su estrategia era lavar con shampoo una o dos veces al mes, el resto sólo mojar el pelo y aplicar bálsamo acondicionador.

¿Te ha pasado alguna vez que si lavas tu pelo muy seguido, tiende a ensuciarse más rápido?

La explicación es simple: Cuando lavamos nuestro pelo con shampoo, sus ingredientes agresivos eliminan el sebo (aceite natural que produce nuestro cuerpo necesario para la protección del cuero cabelludo). Para compensar esta carencia, nuestro cuerpo produce mayor cantidad de sebo. Como nos lavamos el pelo muy frecuentemente, el resultado suelen ser raíces grasas y puntas secas porque al sebo no le da tiempo a repartirse ni llegar hasta las puntas.

Tendencia “No Poo”

Hoy, luego de 10 años, buscando temas para el blog, vuelvo a encontrarme con este método y hasta tiene nombre: “No Poo”. La tendencia nace a partir de bloggeros que advierten una gran cantidad de sustancias químicas que contienen los productos cosméticos y proponen eliminar su uso. No poo es un término infantil usado en Estados Unidos para decir “no-caca”, proponiendo abandonar no sólo el uso del shampoo, si no también el resto de los tratamientos capilares que contengan algún químico.

¿Cómo abandonar el shampoo?

Aconsejan que el cambio no sea de un día para el otro, primero se deben realizar lavados con menos frecuencia, hasta abandonar el uso por completo. Se advierte que el pelo se sentirá bastante grasoso al principio, pero que con el tiempo se irá acostumbrando hasta lograr un equilibrio de las glándulas sebáseas del cuero cabelludo. Este proceso puede durar 2 a 6 semanas dependiendo de la frecuencia con que lavabas tu pelo anteriormente y de qué productos usabas.
El cepillado diario ayuda a distribuir uniformemente los aceites naturales del cabello para evitar que se acumule alrededor del folículo, y puede ayudar en gran medida a facilitar la transición entre el lavado. Otra medida importante es comenzar a cepillar el pelo desde la raíz hasta las puntas para que de esta manera, podamos distribuir los aceites que produce el cuero cabelludo hasta las puntas. El proceso de cepillado debiera durar a lo menos 3 minutos al día y hacerlo con un cepillo adecuado. Para pelos con rulos, se aconseja un peine de madera para desenredar y luego volver a humedecer el pelo para volver a formar los rulos.
¿Se reemplaza el shampoo?
Los seguidores de la tendencia No poo, utilizan Bicarbonato de sodio mezclado con Vinagre de Manzana, para lavar el pelo tan sólo una vez al mes. También utilizan Maizena (fécula de maíz), para limpiar el pelo “en seco”. Una cucharada de bicarbonato de sodio sería suficiente para un solo lavado, y el vinagre de manzana se utiliza como humectante natural.

No Poo : ¿Qué opinan los expertos?

Leí muchos blogs y artículos de dermatólogos para buscar diferentes impresiones con respecto a esta tendencia. Les dejo los comentarios que me parecieron más importantes:

  •  “El shampoo es un elemento fundamental en nuestra higiene diaria, así como el arma principal para el dermatólogo en el tratamiento de toda patología que afecte al cuero cabelludo”.
  • “El shampoo, desde el punto de vista dermatológico, elimina la grasa producida por las glándulas sebáceas, donde quedan atrapadas las células muertas del cuero cabelludo, la suciedad, o las sustancias que nos apliquemos en él, como lacas, gominas, etc”.
  •  “Si no se elimina el exceso de grasa o sebo de manera periódica, puede generar una proliferación de microorganismos que pueden favorecer las infecciones.”
  •  “El shampoo contiene compuestos químicos que permiten mejorar la cosmética capilar, y modificar la textura del pelo, pero en ningún caso consiguen penetrar a la raíz folicular, por lo que no es un mito que el shampoo deteriore el crecimiento del pelo o hagan que el pelo se caiga. Sí pueden sin embargo alterar el tallo piloso (porción visible del folículo piloso) si contienen productos químicos agresivos o un pH extremo.”
  • “Se recomiendan usar shampoo de pH neutro (entre 4,5 y 5,5) para que no dañe el tallo piloso y la piel del cuero cabelludo.
  • “Si abusamos del bicarbonato conseguiremos el mismo efecto que con el exceso de shampoo. Además, el bicarbonato tiene un pH más alcalino que el del cuero cabelludo (pH 8), pudiendo producirnos irritación, y su uso continuado nos puede decolorar el cabello.” El vinagre también puede producir irritaciones ya que tiene un pH muy ácido (menor de 3,5)”
  •  “El shampoo no puede ser el responsable de la grasitud del pelo, ya que esta secreción de grasa depende del estímulo hormonal de la glándula sebácea.”
  •  “Lavar el pelo con shampoo de manera excesiva, puede aumentar la producción de sebo, aunque no se ha demostrado el efecto contrario: que al dejar de utilizar shampoo no va a hacer que no produzcamos nada de sebo.”
  •  “Los dermatólogos no solemos recomendar un número fijo de veces que se deben lavar el cabello a la semana, ya que esto es muy personal, y además depende de la cantidad de sebo que produzca la persona. Si se ensucia frecuentemente, podemos lavarlo frecuentemente.”
  •  “Algunos productos si pueden irritar el cuero cabelludo e incluso producir alergia. Prefiere un shampoo que sea libre de alcohol, fragancias o algunos conservantes”. Para un pelo sano lo mas recomendable es un shampoo suave o neutro.
  •  “Lavarse el pelo sin shampoo, sólo con agua, no produce a la larga una mejora en la grasa del pelo”.
  •  “Las personas con pelo sano no graso y sin problemas en el cuero cabelludo, pueden usar alternativas naturales al shampoo sin problemas”

Fuente: blovver.com

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.