Consejos geniales de maquillaje para la oficina

Sabemos que entre semana el tiempo es contado, a nadie nos sobran ni 5 minutos y menos en las mañanas. Por eso es importante eficientar nuestra rutina de maquillaje para conseguir un look lo suficientemente arreglado sin perder toda la mañana en ello.
Es el maquillaje de diario el que hará toda la diferencia en nuestra vida pues es la carta de presentación que tenemos con la mayor parte de las personas que nos rodean. Pensando en eso les compartimos nuestros mejores tips para el maquillaje de oficina:

1. Natural

Nunca está de más decirlo, el maquillaje para ir a trabajar debe ser lo menos cargado posible, dando una apariencia limpia y cuidada pero muy natural. Olvídate de las sombras de colores o de los delineados dramáticos, dejemos los looks de impacto para las salidas de fin de semana.
Buscamos vernos profesionales y arregladas, listas para cualquier junta de trabajo, no para ir de fiesta, así que dejemos los colores dramáticos para otra ocasión.

2. Piel impecable

Lo más importante en nuestro maquillaje de diario es que nuestra piel luzca limpia, hidratada y sin imperfecciones. Si logramos esto ya tenemos 50% del trabajo hecho.
Para hacer más eficiente tu rutina te recomendamos usar una BB Cream que tenga maquillaje incluido, así consigues una piel uniforme y maquillada en un solo paso.

3. Ojos perfectos

Resaltar tu mirada es básico para cualquier look, pero si queremos algo que se vea profesional te recomendamos usar sombras claras y en tonos naturales como beige, rosa pálido o café claro, enmarcados por una delgada línea con el delineador.

4. Pestañas

Para un look natural lo único que necesitamos resaltar son las pestañas. Puedes olvidarte de cualquier otro producto si aplicas una buena cantidad de rímel en tus ojos.

5. Labios enfáticos

Si para ti es más importante resaltar tus labios que tus ojos no hay ningún problema en que uses colores fuertes de lipstick. Rojos, morados, rosas, naranjas… todos son válidos siempre y cuando mantengan un equilibro con tu outfit y con tu personalidad.

6. Blush

El blush no puede faltar nunca en tu maquillaje. Es la diferencia entre recién salida de la regadera y maquillada. De hecho si usas únicamente blush y rímel ya estás del otro lado.
Acomoda poco a poco tu rutina de maquillaje hasta que encuentres la manera de agilizar los pasos y una vez que te sientas la más veloz, ¡no la dejes! Paso a paso todos los días y pronto estarás ahorrando muchos minutos de tu mañana y llegarás a la oficina luciendo espectacularmente natural.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.