Hiperpaternidad: ¿Hijos superhéroes?

Lo importante es darles armas para que resuelvan sus problemas, ¿ustedes lo hacen o los sobreprotegen?

Duele cuando los hijos se van, pero duele más cuando NO se van. Escuchen esto

Hiperpaternidad

Crianza y educación caracterizada por una atención desorbitada a los hijos.

¿Cómo son los hiperpadres?

  • Algunos vigilan y sobrevuelan sin descanso la vida de los hijos. Son los padres helicópteros.
  • Otros padres allanan el camino de sus hijos apartándoles todas las piedras para que no tropiecen. Son los padres apisonadores.
  • Hay padres que se pasan la vida llevando a sus hijos de una clase extra-escolar a otra, con prisas y llenando la agenda. Son los padres chófer.
  • Algunos padres no permiten que sus hijos se aburran o jueguen.
  • Otros padres marcan el camino perfecto a sus hijos para que nunca sufran un patinazo. Son los padres quitanieves.
  • Hay padres que persiguen sin cesar a sus hijos por el parque con el bocadillo para que se lo terminen. Son los padres bocadillo.
  • Aquellos que procuran que sus hijos no sufran el más mínimo rasguño, ni se ensucien ni resfríen. Son los padres hiperprotectores.

Así funciona la herencia de padres a hijos. Escuchen todo lo que les están heredando

¿Por qué aparece la hiperpaternidad?

La hiperpaternidad está determinada por diferentes factores:

  • Influye el hecho de que las familias son cada vez más pequeñas y los padres tienen hijos cada vez más tarde.
  • La dificultad para convertirse en padres, tratamientos de fertilidad, convierten al niño en una especie de “posesión” extremadamente valiosa.
  • La presión de la sociedad sobre los padres es mucho mayor que hace décadas.
  • Términos como “maltrato psicológico”, “apego inseguro” y “padres distantes emocionalmente” han hecho mella, de forma que puede parecernos que cualquier cuidado es poco.

Consecuencias de criar hijos superhéroes

  • La falta de tiempo para el juego libre reduce la capacidad para la imaginación, la fantasía y la simbolización en los niños.
  • Ocupar casi por completo el tiempo libre de los niños en clases de inglés, violín, fútbol, cerámica, etc., puede hacer de ellos seres muy inteligentes y competentes a nivel intelectual, pero muy pobres a nivel emocional, creativo, imaginativo, lúdico, y de relación social”.
  • La hiperpaternidad también produce personas menos felices. Según un estudio publicado por investigadores de Estados Unidos en 2014, estudiantes universitarios criados por “hiperpadres” mostraron niveles significativamente más altos depresión y de insatisfacción con la vida que llevaban.

¿Cómo revetir la hiperpaternidad?

  • La hiperpaternidad puede revertirse y la forma de hacerlo es: “dejar de estar pendiente del niño todo el día. Esto es gratificante tanto para los padres como para los hijos.
  • Para los niños es un agobio tener al papá y a la mamá todo el día encima.
  • No se trata de desatender al niño, se trata de ‘sana desatención’ o ‘underparenting’: estar, observar, pero no intervenir a la mínima de cambio.
  • Tienes que aprender a ver cómo tu hijo se equivoca y dejarlo que aprenda de sus errores.
  • Detrás de la hiperpaternidad, muchas veces están, los anhelos frustrados de los padres, por lo que buscan que los niños hagan cosas que a ellos les hubiera gustado hacer y no pudieron.

Recomendaciones

  • Tienes que empezar a darle responsabilidades para construir su autonomía.
  • Hay que dejar de preguntarles todo por sistema.
  • Darles armas para que puedan resolver los problemas que les vayan surgiendo.
  • No hacer los deberes por ellos.
  • Hacerles menos fotos.
  • Confiar en las capacidades de los niños.
  • Dejar que ellos encuentren su camino.
  • No mentirles, no engañarlos y hacerles creer que viven entre algodones de azúcar.
  • Entrenarlos en todas aquellas habilidades que consideramos importantes para ir por la vida, la comunicación positiva, trabajo en equipo, empatía.

Fuente: marthadebayle.com

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.