10 pecados que cometemos en el cuidado de la piel

0

La piel, el mayor órgano del cuerpo humano, actúa como una barrera protectora que aísla al organismo de todo: de la contaminación, del agua, de los gérmenes, etc. Su protección es clave para el mantenimiento de las funciones del cuerpo. Una simple raspadura puede convertirse en una infección fuerte si partes del cuerpo quedan expuestas al medio ambiente.

Además de ello, la piel es la principal transmisora de nuestro cuerpo. En otras palabras es quien comunica parte de lo que pasa en nuestro interior.

 

Manchas, alergias, sarpullido, resequedad o exceso de grasa pueden ser signos evidentes de que algo anda mal dentro del cuerpo.  Por ello, así como las personas intentan tener una alimentación saludable, es importante tener rutinas de belleza que cuiden la piel desde dentro y por fuera. 

Las zonas más importantes para las mujeres siguen siendo el cuello y el rostro, aunque cada vez más ellas se preocupan por otras áreas del cuerpo.

“Los tratamientos más comunes hasta hace algún tiempo eran los de rejuvenecimiento facial que incluían todo el rostro, pero con la llegada de de la nueva tecnología láser, de termoradiofrecuencia , los nuevos polirevitalizantes y redensificantes se abrió el abanico de posibilidades para rejuvenecer otras zonas , tales como escote y manos. Zonas como la del párpado inferior que antes sólo tenían como posibilidad terapéutica una cirugía, actualmente tiene solución con estos nuevos productos y avanzada tecnología”, indicó el Dr. Alejandro Rada Cassab, médico cirjuano y propietario de Rada Cassab, clínica especializada en tratamientos de medicina estética.

Según el Dr. Rada, estos son los 10 pecados de las mujeres en el cuidado de su piel:

1. No desmaquillar la piel: Por nada en el mundo, aunque llegues cansada del trabajo o de una fiesta, primero pasa por el tocador y retira el maquillaje. Quitar los productos y la contaminación que puedes recibir la piel durante todo el día hace que las células puedan regenerarse de mejor manera.
2.  No utilizar antioxidantes: Estas sustancias naturales o fabricadas por el hombre pueden prevenir o retrasar algunos daños a las células.
3. No usar bloqueador solar: Manuela Espinal, editora de belleza de la Revista FUCSIA, asegura que esta es una regla de oro en el cuidado de la piel. No debes salir NUNCA de tu casa sin usar un bloqueador con protección igual o superior FPS 50. Los que están por debajo de esta cifra no son pantalla total.
4. Broncearse  en exceso o tostarse en la playa o piscina: El sol puede ser un aliado o el peor enemigo de la piel. Los rayos UV pueden ser letales para la regeneración de células, según Manuel Espinal.
5. No realizar tratamientos preventivos para rejuvenecer la piel: Aunque siempre se debe cuidar la piel, después de los 30 años las mujeres deben tener en cuenta tratamientos preventivos para la aparición de arrugas o manchas.
6. No realizar limpiezas faciales ocasionalmente: Aunque no hay que excederse en las exfoliaciones, se recomienda hacer limpiezas profundas con cierta frecuencia. Esto removerá impurezas y células muertas.
7. Depilarse con cera en vez de usar depilación láser: La cera no ayuda a eliminar del todo el vello y hace que crezca con un folículo más fuerte.

8. Alimentación: Comer alimentos extremadamente grasosos o hipercalóricos.
9. Estriparse la cara con los dedos y las uñas para sacarse barritos
10. Productos que no son: Utilizar cremas y productos cosméticos sin saber si son adecuados para su tipo de piel. Es importante saber qué tipo de piel tienes para elegir el producto que se adecúe a ella.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.